Reeditan el reclamo para que las farmacéuticas abandonen los juicios por patentes

Entidades de la Argentina y Brasil insisten en su campaña contra los juicios que realizan laboratorios multinacionales por el derecho a patentes, que consideran atentan contra el acceso de los medicamentos. El nuevo informe del Panel de Alto Nivel de las Naciones Unidas rechaza estos mecanismos, aunque no remarca la responsabilidad de la industria farmacéutica.

Carlos J. Ron

Observatorio Sudamericano de Patentes

 

Entidades de la Argentina y Brasil insisten en su campaña contra los juicios que realizan laboratorios multinacionales por el derecho a patentes, que consideran atentan contra el acceso de los medicamentos. El nuevo informe del Panel de Alto Nivel de las Naciones Unidas rechaza estos mecanismos, aunque no remarca la responsabilidad de la industria farmacéutica.

Desde el año pasado, entidades de la Argentina y Brasil vienen reclamando que farmacéuticos multinacionales abandonen los juicios iniciados a los gobiernos, por el derecho a patentes de varios medicamentos. Las ONG llevan adelante un constante reclamo para que se respete el derecho al acceso a los medicamentos y la salud en general, que son restringidos por el accionar de los laboratorios. Esta semana, en el marco de la publicación del informe final del Panel de Alto Nivel de las Naciones Unidas, que hace recomendaciones sobre la problemática, las entidades renovaron su pedido. Sobre el trabajo de la ONU, destacaron que avala parte de su pedido, aunque se quejaron que no hace hincapié en la responsabilidad que tiene la industria farmacéutica en esta situación. “Los dramáticos aumentos en el precio de los nuevos medicamentos están relacionados con la forma en que las patentes farmacéuticas son examinadas y concedidas”, denunciaron.

Varias entidades, como la Fundación Grupo Efecto Positivo (FGEP), a Asociación Brasileña Interdisciplinaria de SIDA (ABIA) y el Grupo de Trabajo Sobre Propiedad Intelectual (GTPI), analizaron el informe del Panel de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre acceso a medicamentos, elaborando un documento conjunto (ver archivo adjunto), donde se pon de manifiesto “la incoherencia entre los derechos humanos y la salud pública y las normas de propiedad intelectual que obstaculiza la innovación y el acceso a los medicamentos”.

“A pesar de que las recomendaciones del informe podrían haber sido más fuertes, se recomienda claramente el uso de salvaguardas de salud pública para promover el derecho humano a la salud”, aseguró el documento de las entidades. El informe, agregan, “describe algunos de los desafíos que enfrentan los países para hacer uso de estas salvaguardas: sin embargo, no remarca la responsabilidad que las compañías farmacéuticas tienen como parte de esos desafíos”.

Los casos judiciales de las farmacéuticas multinacionales en Brasil y Argentina amenazan el acceso a medicamentos y van en contra de las recomendaciones del Panel de Alto Nivel de las Naciones Unidas. Se trata de juicios realizados en 2014 y 2015 por las asociaciones de empresas farmacéuticas transnacionales (Interfarma Asociación de la Industria Farmacéutica de Pesquisa en Brasil y CAEME - Cámara Argentina de Especialidades Medicinales en Argentina), mediante las cuales demandan a los gobiernos nacionales por adoptar medidas a favor de la salud pública en las leyes de propiedad intelectual en ambos países.

En Argentina, las farmacéuticas están desafiando a las guías nacionales de examinación de patentes. En Brasil, las principales compañías farmacéuticas quieren remover la participación de las autoridades sanitarias en el análisis de las solicitudes de patentes farmacéuticas (conocido como "el consentimiento previo de ANVISA"). “Ambas disposiciones tienen por objeto evitar la concesión de patentes inmerecidas, es decir, aquellas que no cumplan con los requisitos de patentabilidad establecidos por las leyes internacionales y nacionales. Estas disposiciones han sido fuertemente recomendadas por el Grupo de Alto Nivel de las Naciones Unidas y han demostrado a lo largo de los años ser fundamentales para permitir el acceso a los medicamentos”, aseguró el documento conjunto.

Brasil y Argentina han adoptado salvaguardas de salud pública en sus leyes nacionales para reducir los impactos negativos de las normas de propiedad intelectual en el acceso a los medicamentos. Estas medidas son fuertemente recomendadas por el informe del Panel de Alto Nivel de la ONU dado a conocer ayer. Sin embargo, las multinacionales farmacéuticas han presentado casos judiciales que desafían estas medidas que favorecen la salud pública en ambos países.

Ambos países han adoptado programas de salud pública universales que garantizan la distribución gratuita de medicamentos esenciales para todos. Con el fin de asegurar el acceso a medicamentos, es necesario asegurar precios asequibles para los sistemas de salud. “Si bien el informe de la ONU reconoce que los altos precios de los medicamentos son un obstáculo para el acceso a los medicamentos y que las patentes crean barreras a las metas de salud pública, el informe no reconoce el deber de las empresas farmacéuticas transnacionales de respetar las políticas públicas que buscan reducir esos obstáculos, ni sus acciones que tratan de dar forma a las leyes para anteponer sus ganancias a los derechos de las personas”, remarcó el documento.

“Los dramáticos aumentos en el precio de los nuevos medicamentos están relacionados con la forma en que las patentes farmacéuticas son examinadas y concedidas. Brasil y Argentina han creado normas y procedimientos estrictos para el examen de patentes en el sector farmacéutico y han bloqueado con éxito varias patentes inmerecidas, asegurando la competencia de genéricos y reducciones de precios”, concluyeron las entidades.

Fuente: http://observadorpatentesur.blogspot.com.es/2016/09/reeditan-el-reclamo-para-que-las.html#more

Subir