Entregan Premio “Pensar a Contracorriente” y “Una especie en peligro”

Estos Premios, también auspiciados por la Red En defensa de la Humanidad, tienen como objetivo fomentar y visibilizar la investigación y el pensamiento crítico acerca de los problemas más acuciantes de la actualidad y contribuir a la conformación de nuevos paradigmas, en oposición a los modelos hegemónicos que han llevado a la humanidad a los límites de la   autodestrucción.

 

Red En defensa de la Humanidad- Cuba

 

Como parte de las actividades de la XXIV Feria Internacional del Libro de La Habana, en la Sala Nicolás Guillén de la Fortaleza San Carlos de La Cabaña fue entregado el  XII Premio “Pensar a Contracorriente” y el Premio Especial “Una especie en peligro”. A este acto asistieron Fernando Rojas, viceministro de Cultura, y Zuleica Romay, Presidenta del Instituto Cubano del Libro, entre otras personalidades.

El trabajo que obtuvo el galardón  “Pensar a Contracorriente” fue Una mirada desde el Sur a la democratización: Telesur y la nueva propuesta comunicacional para América Latina, de la puertorriqueña Yarimar Marrero (Puerto Rico, 1990, licenciada en Información y Periodismo por la Universidad de Puerto Rico, estudiante de Maestría en Sociología en FLACSO-Cuba).

También se otorgaron menciones a los textos Retos de la política social de la revolución bolivariana, de Lázaro Díaz Fariñas (Cuba, 1967, profesor auxiliar del Departamento de desarrollo económico de la Facultad de economía de la Universidad de La Habana) ; Ensayo crítico sobre la construcción del socialismo en Cuba, de José Aurelio González (Cuba, 1936, maestro normalista, Licenciado  en Ciencias  Sociales y asesor de la Universidad de Ciencias Informáticas de Cuba) y Gran desafío de la humanidad en la era de las tecnologías, de Alejandro Madruga (Cuba, 1951, desarrollador web, bloguero, narrador de ciencia ficción y ensayista).

Por su parte, fueron menciones en el Premio especial “Una especie en peligro” los textos:  Una especie en peligro, de Félix Díaz Tejada (República Dominicana, 1961, Gestor social en temas de problemática ambiental y cultural, vinculado al desarrollo de empresas cooperativas) Interacción imperialista entre ecocidio averiguable y aniquilación, de Yelina Gómez Martínez (Cuba, Ingeniera y comunicadora, que desde hace diez  años investiga el fenómeno de la dominación comunicativa) y Hacia nuestra utopía terrena, de Gerardo Ortega Mendiburu (Cuba, 1936, Ingeniero civil y ensayista), quien obtuvo mención en el Pensar a Contracorriente 2004.

El principal lauro en esta categoría recayó en Eduardo Julio López Labastida (Cuba, 1954, Profesor titular del Centro de Estudios de Energía y Medio Ambiente y de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Cienfuegos), quien fuera ganador  también del Premio Pensar a Contracorriente en 2012, esta vez con el ensayo titulado Algunas consideraciones éticas y ecológicas sobre el cambio climático.

Luis Britto, eminente intelectual venezolano y miembro de la Red En defensa de la Humanidad, presidió el Jurado de esta edición del Premio, compuesto también por canadiense Arnold August  y  por el cubano Silvio Baró.  En el acta  del Jurado se destacó la calidad de las obras premiadas, el correcto manejo de la diversidad de fuentes utilizadas y la visión descolonizadora de la totalidad de los trabajos.

En su intervención, Yarimar Marrero narró su experiencia personal al ver por vez primera Telesur en Cuba, y  reconocer  una  emisora distinta, con una visión absolutamente diferente a las emisoras que conocía hasta el momento. Con su trabajo se propuso resaltar el aporte de esta cadena a un periodismo diferente y necesario. Por su parte, Eduardo Julio López, agradeció al Jurado y destacó la necesaria indagación del tema medioambiental desde una perspectiva ética a fin de afrontar los peligros actuales que amenazan a la especie humana.

Estos Premios, también auspiciados por la Red En defensa de la Humanidad, tienen como objetivo fomentar y visibilizar la investigación y el pensamiento crítico acerca de los problemas más acuciantes de la actualidad y contribuir a la conformación de nuevos paradigmas, en oposición a los modelos hegemónicos que han llevado a la humanidad a los límites de la   autodestrucción.

 

19 febrero de 2015

 

Fuente: Red En defensa de la humanidad-Cuba

Subir