Etnofagia y multiculturalismo

El multiculturalismo se ocupa de la diversidad en tanto diferencia "cultural", mientras repudia o deja de lado las diferencias económicas y sociopolíticas que, aparecer, tendrían como efecto marcar la disparidad respecto al liberalismo que está en su base. Pues el multiculturalismo querría ser una propuesta de validez universal, le espanta que su sentido liberal se ponga de manifiesto como una solución particular. Lo que quiere evitar no es tanto que se revele su contenido "eurocéntrico" o de alguna otra matriz cultural, sino que quede al descubierto que la decisiva particularidad de su "universalidad" es la globalización del capital. Así examinado, uno de los más pregonados valores del multiculturalismo (su pretendida superioridad por lo que hace a la "tolerancia") se trastoca en su contrario: la intolerancia.
 

Héctor Díaz-Polanco

Descargar PDF

Subir