Discurso en la 62 Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, septiembre de 2007

Intervención de Evo Morales Ayma, presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, en la 62 Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, el 26 de septiembre de 2007.


Bueno, muchísimas gracias, Señor Presidente de la Asamblea, vengo por segunda vez, a la reunión de las NN. UU., después de 20 meses de Presidente y vengo acá a compartir, experiencias, vivencias con los distintos presidentes del planeta Tierra.

 

 

 

Quiero aprovechar la oportunidad para expresar mi enorme satisfacción por la elección del nuevo Secretario General de las NN. UU., para que pueda conducir este Organismos Internacional en bien de la Humanidad, en bien sobre todo de la gente abandonada, de la gente desposeída y por eso brevemente quiero comentar sobre mi país.

 

 

 

Por primera vez en la historia boliviana los sectores más abandonados, de los sectores mas despreciados, odiados, vilipendiados como los pueblos indígenas asumimos la conducción del país para cambiar nuestra querida Bolivia; cambiar en lo político, cambiar en lo económico, apostando por una refundación de nuestro país, orientado a como buscar unidad, respetando nuestras diferencias, respetando nuestra identidad, para de manera conjunta resolver nuestros problemas económicos y sociales.

 

 

 

En este corto tiempo, siento y veo que va a ser difícil y costará luchar por la igualdad y por la justicia de los pueblos, por la igualdad y la justicia de todos quienes vivimos en una patria. Pero también con mucha fortaleza, cuando el movimiento popular, el movimiento indígena, intelectuales e inclusive empresarios profesionales, apuestan por su tierra y por pueblo y eso alienta para continuar trabajando y transformando en democracia, pacíficamente, garantizando una revolución cultural en mi país

 

 

 

Pero, había sido más importante, como recuperar los recursos naturales, lamento mucho decirles que en mi país, durante  los gobiernos neoliberales, han privatizado los recursos naturales, han privatizado las empresas del estado, so pretexto de capitalizació n han descapitalizado al país, so pretexto que la empresa privada iba a ser una solución, en temas de desempleo, en temas de corrupción, más bien hemos visto a crecido el desempleo, ha crecido la corrupción, por que hace pocos años atrás bolivia estaba considerada, como primer, perdón, como subcampeón mundial de la corrupción y ahora me alegra bastante que los organismos internacionales digan que la corrupción en Bolivia ha bajado bastante, quisiéramos erradicar la corrupción

 

 

 

Quiero que sepan ustedes, que el año 2005 antes que sea presidente de la República, Bolivia solo recibía 300 millones de hidrocarburos, cuando los hidrocarburos, petróleo, el gas natural estaban privatizados, estaban entregados a las transnacionales. Después de modificar la ley de hidrocarburos, después de recuperar, después de nacionalizar este recurso natural tan importante en mi país, Bolivia recibe este año más de dos mil millones de dólares.

 

 

 

Por esto, quiero decirles con la experiencia vivida a todos los presidentes de naciones donde están privatizados los recursos naturales, que es importante que con la fuerza del pueblo, recuperar esos recursos naturales para que beneficien a los pueblos, a la nación. También, entiendo perfectamente que las empresas que invierten tienen todo el derecho a recuperar sus recursos económicos invertidos y tener derecho a la ganancia, pero no tanto como antes, que se dedicaban solo a saquear y saquear nuestros recursos naturales.

 

 

 

 Pero lo más importante de todo de esta corta gestión es que empezamos a descolonizar a Bolivia interna y externamente; digo internamente, por que antes había dueños de mi país. Si revisamos la historia, habían ya dueños como el virrey, algunos grupos religiosos, las oligarquías, ellos eran los que mandaban y jamás había el poder del pueblo y ahora estamos construyendo el poder del pueblo, que el soberano sea el pueblo y no grupos de familias; que los pueblos tengamos derecho a decidir sobre nuestro destino, ésta es la mejor democracia que podemos implementar; por que no se trata de simplemente acogerse a ciertas políticas, no se trata de estar sometido a dueños o patrones en mi país. Y cuando digo que empezamos a descolonizar externamente, quiero que sepan ahora que no hay embajadores que cambien ministros o embajadores que pongan o nombren a ministros en mi país. Antes, lamentablemente desde acá, desde Estados Unidos, embajadores cambiaban ministros y nombraban ministros, se terminó, por esto, hemos empezado a descolonizar a mi país. Antes, había políticas impuestas desde el banco mundial, desde el fondo monetario internacional para aplicarlas, también eso terminó

 

 

 

Recuerdo perfectamente y quiero que sepan parte de una pequeña historia de nuestro país el año 2003, el banco mundial y el fondo monetario internacional, dijo a los presidentes por entonces: "gasolinazo o impuestazo", para evitar el déficit fiscal y el gobierno por entonces decidió el impuestazo, impuesto al salario de los trabajadores; en de dos días tenemos más de 15 muertos en Bolivia, enfrentados entre bolivianos. Quiero decirles que el año pasado, sin impuestazo, sin gasolinaza, Bolivia ha tenido superávit fiscal, gracias a la recuperación de un recurso natural como son los hidrocarburos que son tan importantes para mi país. Por esto quiero decirles, que ya empezamos con la descolonizació n externa, por que acá más bien se trata de como recoger la propuesta de nuestros pueblos, iniciativa de nuestros pueblos, los pueblos organizados de esas fuerzas sociales, cívicas y sindicales, especialmente gente que tiene muchos problemas económicos, es tan sabio para proponer, iniciativas, propuesta de solución, desde sus barrios, desde sus sindicatos, esa es la experiencia que tengo y por esto creo es importante crear el poder del pueblo, que las fuerzas sociales decidan y como presidente, mandar obedeciendo al pueblo y así podemos ir resolviendo los problemas que tenemos.

 

 

 

Ayer, estos días, a estas horas, estaba escuchado unas intervenciones muy alentadoras, pero también otras intervenciones que me decepcionan bastante, se habla por ejemplo del calentamiento global, del cambio climatológico y siento que muchos países somos víctimas de estos fenómenos naturales, no puedo entender todavía bien, por que tantas vidas perdidas, en inundaciones, por intervencionismo o por guerras, tantas vidas perdidas por hambre, siento que hay modelos económicos que no van a resolver los problemas de la humanidad. Siento, y más convencido después escuchar muchos planteamientos hechos acá o experiencias también expresadas por los presidentes, que la forma de concentrar el capital en pocas manos, no es ninguna solución para la humanidad, las formas de cómo acaparar riquezas en pocas manos no es ninguna la solución para la humanidad, para la vida misma, aún peor para los pobres que habitan en el planeta tierra, se habla de calentamiento global, del deshielo, sin decir de donde viene eso, pero me he convencido que eso viene de la mal llamada globalización, de la globalización selectiva, de la globalización que no respeta la pluralidad, que no respeta las diferencias.

 

 

 

Si hablamos de globalización, primero deberíamos globalizar al ser humano. Bueno, no se como ustedes llegarán acá, a  Nueva York Estados Unidos, por lo menos mi delegación tiene muchos problemas en llegar acá, por que problemas de visas, nuestros parlamentarios para llegar a Estados Unidos no pueden conseguir visas, parlamentarios, congresistas. Cuando llego acá bloqueado en el aeropuerto, mis ministros que vienen hermanos indígenas, ahí sometidos a un control horas y horas; y algunos de los países venimos a ser amenazados por el dueño de casa, por el Presidente Bush, si es así, si sigue siendo así, creo que seriamente como presidentes, como naciones, debemos de pensar de cambiar la sede de las Naciones Unidas. Yo, personalmente, no estoy de acuerdo venir acá a ser sometido a ciertas investigaciones, siento que también, la descolonizació n en las Naciones Unidas debe empezarse y que todos los respetemos, por más que sean pequeños o grandes, tengamos problemas o no tengamos problemas.

 

 

 

Y cuando veo las intervenciones sobre el deshielo, pues sin preguntarse de donde viene ese deshielo, ese calentamiento global, es el capitalismo, es la exagerada, ilimitada, industrializació n de algunos países que nos traen muchos problemas en el continente, como también nos traen en el planeta tierra. Y, cuando nos organizamos junto a los movimientos sociales, para protestar, para condenar esas políticas insostenibles, esos modelos económicos que no resuelven los problemas económicos, vieran, intervención, bases militares, guerras, satanización, acusaciones de terrorismo, como si los pueblos no tuvieran derecho a reclamar por sus necesidades, por sus derechos, nuevos planteamientos en función de cómo salvar a la vida, salvar a la humanidad, por tanto, creo es importante como presidentes, como naciones, como delegados, hablar la verdad con mucha sinceridad, sobre estos problemas económicos que vive Bolivia, no solamente América o Sur América, pero cuando en Sur América hay procesos de cambio en democracia, democracias liberadoras, no democracias sometidas al imperio, otras acusaciones, otras tergiversaciones, acusados de crueles, de dictadores, como ayer escuché al presidente Bush dirigido al Presidente y Comandante de Cuba. Un saludo a todos los revolucionarios, especialmente al Presidente Fidel, al cual le tengo mucho respeto, por que Fidel también manda tropas a muchos países, pero tropas para salvar vidas y no como el Presidente  de Estados Unidos que manda tropas para acabar vidas; pues acá, si somos Presidentes pensemos en la vida, pensemos en la humanidad, pensemos en como salvar al planeta tierra y está en debate permanente el debate climatológico en el mundo entero.

 

 

 

Yo estoy convencido, estimados miembros de los distintos países, que no es posible que los servicios básicos sigan siendo un negocio privado. Felizmente, gracias a los cancilleres de América se ha reconocido que el agua es un derecho humano, si el agua es un derecho humano, es importante que ahora sea un servicio público y no de un negocio privado; es importante ahora como apostar desde acá que también la  energía sea un derecho humano. Ojalá todos podamos concebir que la energía sea un derecho humano, si es un derecho humano, jamás será la energía como un negocio privado sino que debe ser de servicio público y de esta manera superar las necesidades que tienen nuestros pueblos. Pero no puedo entender, so pretexto de una hegemonía, acumular el capitalismo en pocas manos, vamos a seguir dañando a la humanidad, vamos a seguir afectando a la gente pobre, vamos a seguir marginando a otros sectores que tienen muchas necesidades; yo siento que estamos hablando para cambiar esas políticas económicas que ha hecho mucho daño y siguen dañando, políticas económicas que llevaron al genocidio a la humanidad y sigue el genocidio y no puedo entender todavía que algunos países, estén en un carrera armamentista, no comparto con la guerra, estamos planteando como un gran movimiento político, social como mediante una nueva constitución política del Estado boliviano, renunciar a la guerra, estoy convencido que la guerra es la industria de la muerte, por tanto la carrera armamentista es otra industria que complementa la industria de la muerte. ¿Cómo en este nuevo milenio, países, presidentes, podemos seguir pensando, en intervencionismo, la soberbia, el autoritarismo? de unos países a otros países sin pensar aún todavía en la humanidad.

 

 

 

Siento, estimados Presidentes y Presidentas que están acá, de manera conjunta trabajemos, en función de cómo salvar el planeta tierra, que es lo más importante en este momento si queremos salvar la vida y la humanidad

 

 

 

Pero, también ayer escuche unas intervenciones sobre el bio-combustible, trataba de entender que es bio-combustible o agro combustible, no puedo entender que podamos llevar alimentos agropecuarios para autos, no puedo entender que la tierra sea para las chatarras, yo siento que alimento debe ser para el ser humano, tierra para la vida, por que falta gasolina, por que falta diesel vamos a desviar tierra, alimentos para automóviles, por eso hace dos días atrás, decía si realmente estamos pensando en la vida, abandonemos el lujo, es importante abandonar el lujo, no podemos seguir acumulando la basura, no podemos seguir pensando, solo en pocas familias, en vez de pensar en la humanidad, creo que tenemos profundas diferencias si hablamos sobre estos temas de la vida, sobre todo de nuestras mayorías nacionales.

 

 

 

Quiero aprovechar esta oportunidad para saludar y agradecer, el apoyo de todos excepto de cuatro gobiernos, sus presidentes, sus delegados, en la aprobación de la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas del mundo; muy satisfecho, los pueblos en América ha esperado más de quinientos años, que sus derechos sean reconocidos, somos de la cultura de la paciencia y queremos decirles que no por que tenemos la Declaración, ahora el movimiento indígena va a ser vengativo con otros sectores, no tenemos un carácter vengativo los pueblos indígenas, los pueblos indígenas somos de la cultura del diálogo y fundamentalmente somos de la cultura de la vida y quiero pedirle a las Naciones Unidas, que pronto se convoque a una cumbre mundial Indígena de las Naciones, para recoger las formas de vivencia; nosotros estamos apostando, recogiendo nuestra vivencia en Bolivia con un programa llamado "El Vivir Bien", para vivir mejor a veces hay que explotar, para vivir mejor a veces hay que robar, para vivir mejor a veces hay que discriminar, para vivir mejor a veces hay que saquear; mientras que el vivir bien es vivir en comunidad en colectividad y no solamente entre seres humanos, vivir bien en armonía con la madre tierra, la tierra para el movimiento indígena es algo sagrado, la tierra, la madre tierra es nuestra vida, es madre tierra, la Pachamama que decimos en nuestros idiomas. Eso no puede ser convertido en una mercancía, un negocio la madre tierra, si estamos hablando o protestando contra el calentamiento global, pues primero entendamos que es la madre tierra. Si la tierra nos da vida, estamos en la obligación de revisar políticas, pero también recoger de nuestro movimiento indígena., hemos vivido en colectividad, en comunidad, quien sabe está aquí un debate la colectividad, el comunitarismo contra el capitalismo; debatamos, recojamos estas vivencias para defender la vida y para salvar a la humanidad..

 

 

 

Quiero también, rápidamente, aprovechar este momento, yo siento que este nuevo milenio debe ser, milenio de la vida, milenio de la igualdad de la justicia, respetando nuestra identidad, apostando por la dignidad humana, por tanto estamos hablando de cambiar los modelos económicos; los sistemas que solo dañan a la humanidad, pero si nosotros queremos cambiar desde acá, es importante, primero que nosotros cambiemos, no tengamos la mentalidad, egoísta, individualista, acaparador, ambicioso, sectario; que solo nos preocupemos de pocos o de familias y no de la familia grande que vive en el planeta tierra. Entonces estamos hablando acá, de cambiar primero nosotros como Presidentes, como representantes de las distintas naciones, para cambiar los modelos económicos, en busca de igualdad y justicia.

 

 

 

Yo quiero decirles, de acuerdo a estos veinte meses de Presidente, me he dado cuenta que trabajando con los pueblos, escuchando sus necesidades, aunque siempre habrán  unos grupos que no quieren perder sus privilegios, pero privilegios mal habidos, o privilegios donde estaban acostumbrados a hacer solo del Estado, a hacer negocios para las familias y no pensar en la familia; aprendí estos veinte meses de presidente, que lindo había sido trabajar por la patria y no por la plata, que lindo había sido trabajar por esa gente abandonada, por los pueblos y que mejor había sido complementarnos con alguna gente que no tiene muchos problemas económicos pero que también quieren a su patria y apuestan por su patria, con solidaridad, con complementariedad.

 

 

 

Y aquí, también quiero expresarles, ustedes saben que tenemos un problema histórico con la hermana República de Chile, el tema del mar, quiero decirles que hasta ahora hemos sentado cierta confianza, confianza de pueblo a pueblo, confianza de gobierno a gobierno, confianza de presidenta a presidente, bajo la Diplomacia de los Pueblos y queremos apostar a resolver las reivindicaciones históricas pero en el marco de la complementariedad, por que los países vecinos, países de Latino América, países del mundo necesitamos complementarnos , si queremos resolver nuestros problemas, los problemas de nuestros pueblos, los problemas de nuestras naciones. Había sido importante la complementariedad y por esto, seguiremos apostando y trabajando por la humanidad.

 

 

 

Quiero decirles para terminar, a veces la luz roja nos pone nerviosos pero no importa, decirles que, de la participación de esta clase de eventos y la participación de todos nosotros, aprender y seguir aprendiendo por que estas son las mejores universidades que tenemos, pero hablemos con claridad, hablemos con sinceridad y no falseemos la verdad, cuando solo hablamos de los efectos y no de las causas y los problemas de la humanidad. Y en este caso quiero decirles, cambiar esos modelos económicos y erradicar el capitalismo, muchísimas gracias.

 

 

 

Subir