Aprueban documento final de Cumbre de Río+20 sin modificaciones.

Los más de 190 especialistas y técnicos del Comité Preparatorio de la Cumbre de la Tierra Río+20, llamada oficialmente Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sustentable, aprobaron este martes el documento final de la cita, pese a mantener discrepancias en algunos aspectos del texto.


Patria Grande


El jefe de comunicación de las Naciones Unidas para la Río+20, Nikhil Chandavarkar, expresó que el texto fue sancionados sin alteraciones.


No obstante, agregó que los jefes de Estado y Gobierno, que este miércoles inician la sesión Cumbre de la conferencia, “tienen derecho de cambiar el texto, pero los países ya manifestaron sus posiciones y, por lo tanto, creo difícil que haya cambios”, citó Prensa Latina.


Las delegaciones de Estados Unidos y los países de la Unión Europea, amparándose en sus crisis económicas, no permitieron incorporar en el documento la propuesta del Grupo de los 77 (G-77) más China (con 132 Estados miembros) sobre la creación de un fondo anual de 30.000 millones de dólares para promover el desarrollo sostenible.


Chandavarkar expresó que la Unión Europea y los países africanos quedaron insatisfechos por la no elevación a la categoría de agencia independiente del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), otro de los temas polémicos de los debates.


El resto de las discrepancias entre los países en desarrollo y los países desarrollados en cuanto a los medios de implementación -financiamiento, transferencia de tecnología y capacitación- fue sancionado como estaban en el texto desde el principio, dijo el funcionario.


PROPUESTA ECUATORIANA


El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció que participará en la Cumbre de la Tierra Río+20, en la que expondrá iniciativas contundentes frente a la problemática medioambiental.


Correa propondrá cuatro pilares fundamentales basados en “el Buen Vivir como alternativa de desarrollo; impulsar la declaración Universal de los Derechos de la Naturaleza; establecer un nuevo orden económico internacional y una nueva arquitectura financiera; y plantear como cuarto pilar del desarrollo sostenible, la cultura”, cita una nota de prensa de El Ciudadano.

 

Fuente: Patria Grande

Subir