Reduce Cuba uso de sustancias dañinas a la capa de ozono

En cumplimiento de los compromisos asumidos en su condición de signataria del Protocolo de Montreal, Cuba erradicó totalmente los clorofluorocarbonos (CFC) en la refrigeración doméstica y comercial, así como en la fabricación de aerosoles farmaceúticos e industriales.

Orfilio Peláez

 

En cumplimiento de los compromisos asumidos en su condición de signataria del Protocolo de Montreal, Cuba erradicó totalmente los clorofluorocarbonos (CFC) en la refrigeración doméstica y comercial, así como en la fabricación de aerosoles farmaceúticos e industriales.

 

Así lo resaltó el doctor en Ciencias Nelson Espinosa Pena, director de la Oficina Técnica de Ozono (OTOZ), en la apertura del Seminario Taller CONTAT 2016, que tiene lugar en la sede de la Sociedad Meteorológica de Cuba (Sometcuba) auspiciado por el Centro de Estudios sobre Contaminación y Química Atmosférica del Instituto de Meteorología.

 

Dentro de los aportes significativos del país en la disminución progresiva de sustancias agotadoras de la capa de ozono (SAO) aparecen también la completa eliminación del bromuro de metilo en la fumigación de almacenes y en el cultivo del tabaco, café, plantas ornamentales, flores, tomate y otros, la supresión del tetracloruro de carbono en los laboratorios y la no existencia de extintores de incendios conteniendo alones, excepto en los aviones.

 

Tan apreciable esfuerzo, precisó el doctor Espinosa, implicó la modernización de numerosas plantas industriales con la introducción de tecnologías de punta libres de SAO, la fabricación de nuevos productos distinguidos por esa característica, la capacitación de miles de técnicos y mecánicos en refrigeración entrenados en diferentes cursos de buenas prácticas, y la introducción en el sector agrícola de métodos biológicos alternativos de control integrado de plagas.

 

Precisó que en la actualidad se ejecuta un cronograma acelerado dirigido a la eliminación de los hidroclorofluorocarbonos (HCFC) para el 2030, lográndose ya en el 2015 una reducción del 10 % en el consumo.

 

Como señaló la Máster en Ciencias Natacha Figueredo Valdés, especialista de la OTOZ, el pasado año Cuba inició la destrucción de SAO, mediante el empleo de una moderna planta de tecnología japonesa montada con ese propósito en la fábrica de cemento de Siguaney, provincia de Sancti Spíritus.

 

Lo anterior coloca a la mayor de las Antillas en el reducido grupo de naciones en disponer de capacidad propia para llevar a cabo tan compleja labor en la región.

 

http://www.granma.cu/ciencia/2016-06-16/reduce-cuba-uso-de-sustancias-daninas-a-la-capa-de-ozono-16-06-2016-23-06-37

 

Subir